Ritual para el Nuevo Año

¿Cómo empezar con equilibrio, alineamiento y nuevas perspectivas?

El final del año es siempre un buen momento para la autorreflexión y la contemplación, que nos ayuda a tener claro lo que queremos dejar atrás y lo que queremos traer al Año Nuevo.

Pero muchas veces terminamos el Año Viejo en medio del ajetreo de las festividades, haciendo una resolución fugaz que muy probable no vayamos a cumplir…

¿Quizás sería mejor tomarte luego un tiempo y espacio en enero para empezar el Año Nuevo con intenciones claras y un estado mental positivo, alineada con tu ser interior?

Enero: alineación y equilibrio

El primer mes del año siempre es un momento especial. Un tiempo para dejar ir lo que ya no nos sirve y hacer espacio para nuevos comienzos.

Usa enero para traer equilibrio a tu vida, permitiéndote alinearte más con lo que realmente eres. Muy a menudo, nuestras vidas están muy ocupadas y  llenas al borde de tareas cotidianas (a menudo estresantes), lo que mantiene nuestra mente agitada y nuestro ánimo y energía bajos.

Para comenzar el Año Nuevo con claridad, tranquilidad y un sentido de tus metas para el próximo año, aquí comparto un ritual que espero pueda servirte de apoyo.

No tienes que seguir el ritual estrictamente, y puedes adaptar qué partes te gustaría incluir y cuáles no (tal vez incluso puedas ser creativa y agregarle algunas de tus propias ideas).

También comparto algunas imágenes de plantillas para que te sirvan de inspiración.

Preparación para el ritual

Antes de empezar

  • Decide dónde harás tu ritual para que puedas cumplirlo con facilidad y tranquilidad.

Si es en tu hogar, asegúrate de despejar y limpiar la habitación, proporcionando un espacio sagrado para ti. Si te encuentras en un país cálido, podrías hacerlo al aire libre en la naturaleza.

Trata de usar un lugar donde tengas privacidad y nadie te interrumpa.

  • Asegúrate de que tengas un buen bolígrafo para escribir, un cuaderno o diario especial, velas y un encendedor/fósforos. Además, si deseas, puedes traer algunos cristales y/u objetos que te sean especiales.
  • Prepárate una comida nutritiva antes de comenzar el ritual para que tengas energía y buena concentración.

Preparación del lugar

  • Enciende algunas velas y prepara un espacio cómodo para pasar el tiempo que te sea necesario
  • Preferiblemente siéntate en el suelo con cojines y mantas, para que estés más conectada con la tierra.
  • Si tienes salvia o incienso, puedes quemarlo con la intención de eliminar cualquier energía negativa o estancada en la habitación/ubicación.

El ritual

1.- Comienza el ritual con una breve meditación, puedes ayudarte enfocando tu atención en tu respiración, lo que te permitirá calmar tu mente y prepararte para este momento de intimidad contigo misma.

2.- Con tu diario y bolígrafo, puedes comenzar tu “Revisión del Año Viejo”.  Aquí tienes la oportunidad de reflexionar sobre todo lo que has logrado, las cosas con las que te has tropezado y las lecciones que has aprendido en el camino.

Siéntete libre de hacer esto en silencio, o incluso con música relajante de meditación de fondo para enfocar tu concentración.

Puedes usar de modelo las siguientes plantillas:

3.- Ahora que has reflexionado sobre tu vida durante el año que ya pasó, tendrás ahora una imagen bastante clara de lo que ya no te sirve y lo que te impide florecer en tu mayor potencial.

Toca ahora entonces pasar a la fase “dejar ir”, que te ayudará a establecer lo que necesitas dejar ir, para así dejar espacio para lo nuevo.

4.- Ahora que has descubierto lo que ya no quieres en tu vida, es el momento de descubrir lo que SÍ quieres. Aquí te comparto una guía de manifestación como modelo para anotar todas las cosas que quieres traer a tu vida en cada categoría.

Puedes usarla simplemente como una guía o una plantilla, e incluso agregar algunas categorías más que sean significativas para ti.

5.- Una vez que hayas anotado todo lo que quieras manifestar para tu Año Nuevo, el siguiente paso es elegir 10 cosas manifestadas para que sean tu principal enfoque de manifestación.

Te recomiendo escribirlas con bolígrafo, de modo que las declaraciones no se puedan borrar (esto representa un compromiso total con lo que quieres traer a tu vida).

Es importante tener en cuenta que cuando escribes estas afirmaciones, las escribas en tiempo presente (como si ya fueran ciertas).

También podrías incorporar un elemento de gratitud, como si ya lo hubieras recibido.

Así programamos la mente subconsciente, para que ya crea que tenemos esas cosas. De esta manera, el Universo responde a lo que ya está alineado a nuestras creencias subconscientes: el proceso de manifestación.

6.- Ahora que ya tienes tus 10 declaraciones de manifestación bien escritas, te recomiendo que las guardes en algún lugar donde puedas verlas todos los días.

Quizás te gustaría leerlas cada noche/mañana por un tiempo de 21 días y sentir la emoción de la dicha y la gratitud por haberlas recibido.

También es útil en el proceso de manifestación, visualizarte a ti misma ya habiendo recibido todo lo que has escrito.

Esto te lleva al final de tu Ritual para el Año Nuevo.

Después de haber completado todo este hermoso proceso de introspección, trata de dedicar un tiempo a la meditación y reflexión, o tomar un buen baño caliente y permitirte relajarte, dejarte llevar y estar lista para recibir. Pasear en silencio por la naturaleza también es muy efectivo para complementar tu ritual.

Te deseo un hermoso Año Nuevo, lleno de equilibrio, alineamiento con tu ser interior y nuevas perspectivas.

Deja un comentario

Translate »